Las disfunciones de la vista reflejan tensiones, problemas, recuperar visión significa volver a un estado natural de salud y de estabilidad emocional.


En psicologia transpersonal trabajamos en los tres principales campos de actuación del ser humano, el físico, el mental y el emocional.

En el ámbito emocional, comprenderemos que modificando la percepción de nuestra realidad, podremos reducir dioptrías e incluso prescindir de gafas y lentillas. Hay un modo de ser, una personalidad asociada a cada síntoma visual, algunos ejemplos:

-el miope: ve bien de cerca y tiende a desenfocar las imágenes lejanas: el mundo da miedo. El estado emocional del miope es la preocupación y el miedo al futuro. Es por ello que la miopía suele aparecer en edades tempranas, cuando se es más vulnerable.

- el astigmático: percibe los objetos con los contornos difusos e indefinidos, desenfocando algunas partes o bien viendo doble o triple: no sabe exactamente lo que desea, pero se conforma con los deseos de los demás.

- el présbita: enfoca los objetos lejanos, como si su atención fuese atraída lejos de él. El présbita y el hipermétrope viven con la mente en el pasado y lo ven con rabia y sentimiento de culpa.

La vista es una metáfora de cómo vemos la vida.
Nuestra manera de VER, refleja nuestra manera de SER. Si somos conscientes de ciertas cosas, si cambiamos nuestro enfoque, podemos recuperar la vista y obtener resultados aún en situaciones difíciles.

Espero que estos consejos te ayuden y entre todos construyamos un mundo mejor.

Un Saludo.


GELY PANTIGA
Terapeuta transpersonal
Especialista en remedios florales
http://www.institutoiris.com/

Publicado por Instituto de medicinas alternativas Iris on viernes, 12 de febrero de 2010

0 comentarios

Publicar un comentario

Comparteme

Bookmark and Share