El masaje californiano es un masaje antiestrés por excelencia, quizá el único creado con este fin, que surge en los años sesenta en California, donde floreció el movimiento del potencial humano. El masaje californiano es una forma de trabajo corporal basado en los principios de la psicología gestáltica. Se desarrolló en los años 60 en el Instituto Esalen de California que es un centro dedicado a la exploración del potencial humano donde renombrados filósofos, psicólogos y terapeutas corporales contribuyeron a la expansión de la conciencia del hombre, fusionando diferentes técnicas de Oriente y Occidente. A eso se le suma el despertar de la conciencia sensorial, conocimientos de medicina oriental, meditación, prácticas gestálticas y el sutil balanceo cráneosacral lo que contribuye a que cada masajista transforme éste trabajo en su forma de arte personal. Además también tiene gran protagonismo el contacto conciente, la respiración y la presencia.


Las características principales del masaje californiano son la suavidad, los ritmos variables y armónicos, y un adecuado contacto, que permiten regular el fluido de energía que recorre el cuerpo, llevando al receptor a una profunda relajación y ayudándole a liberar las tensiones físicas, mentales y emocionales, permitiendo así alcanzar un equilibrio de salud y bienestar.


Las maniobras del masaje californiano crean una disposición de felicidad serena, gozo interior, en un delicado mundo que nos permite percibir un sentimiento que nos invade, nos posee, nos colma y nos hace sentir reconocidos desde lo más profundo de nuestro ser por las manos que nos tocan.

El masaje californiano es un masaje de relajación extrema, este masaje se realiza en camilla y sirve para mitigar el estrés y mejorar la respiración. Se aplican aceites esenciales, inciensos y música adecuada, se logra crear la atmósfera necesaria para gozar de una paz interna.

Combate la fatiga, el stress y el insomnio.
Tranquiliza los nervios produciendo un efecto sedante al actuar sobre las terminaciones nerviosas, por acción directa o refleja, relajando las fibras sensitivas y aliviando dolores de cabeza y migrañas producto de la tensión.
Util para aquellas personas que tengan dolores crónicos o estrés.

El masaje californiano es efectivo en el tratamiento del estrés, la ansiedad, la depresión y para potenciar el sistema inmune, invitando a la desintoxicación física y mental.
Es un masaje que te ayuda a tomar conciencia de tu cuerpo, mejorar tu postura o tu respiración,
Es aconsejable para personas que estén atravesando un proceso de cambio o una crisis pues puede aportarle una nueva visión a su propia vida.

Cada sesión es única, y el masajista la va creando con el cliente según sean sus necesidades en ese momento. También va a depender de su tensión física y de la percepción del masajista ya que además de las “técnicas” debe aplicar su sentido intuitivo.

Las sesiones pueden durar entre 60 y 90 minutos.

CURSO DE MASAJE CALIFORNIANO
 
http://www.institutoiris.com/

Publicado por Instituto de medicinas alternativas Iris on miércoles, 9 de junio de 2010

0 comentarios

Publicar un comentario

Comparteme

Bookmark and Share