“La curación por cristales y gemas”


Las piedras semipreciosas pueden mejorar nuestra salud física y emocional. Su aplicación como terapia alternativa, al igual que la medicina natural y el uso de hierbas; es cada vez mas frecuente entre quienes desean recuperar y mantener la salud de una forma natural e inocua para el organismo además de preservar al ser humano en su lucha contra las enfermedades y los desequilibrios emocionales.

Cuando un organismo se desequilibra, es decir cuando no es capaz de asimilar una o varias radiaciones, comienza la enfermedad. Entonces, la clave para regresar a la salud esta dada por una restauración del equilibrio a través de los colores (ya que cada uno representa una radiación distinta), y del contacto con el mineral correspondiente a cada aflición.

Gemoterapia, es el nombre que recibe esta técnica, nos llega, de tiempos remotos, ya que los chinos comenzaron a utilizarlas desde la era prehistórica. Cuando vivían en las cuevas, observaron el efecto que causaban las piedras que colocaban en bolsas, habiendo sido expuestas al sol, para calentarlas y luego utilizadas en zonas doloridas de su cuerpos, sintiendo un alivio inmediato, así nacieron las técnicas de termo terapia chinas, como la moxibustión, ventosas, que logran la estimulación del sistema energético del cuerpo, en el que se basa su medicina.

A partir de esta propiedad simple, al conocimiento más profundo de los distintos tipos de “rocas o piedras“, cuya composición mineral las especializa, en determinados efectos sobre nuestro sistema, habiendo sido descubiertos por las distintas culturas a través de los tiempos, llega a nosotros bajo el nombre de “Gemoterapia”.

La gemoterapia abarca la aplicación terapéutica de piedras preciosas, semipreciosas y de ciertos minerales cristalizados con propiedades medicinales (cristaloterapia). Las gemas y cuarzos se colocan sobre el cuerpo para modificar y corregir nuestras frecuencias de vibración alteradas. Durante la sesión de tratamiento, si no hay un diagnóstico preciso, el terapeuta puede llegar hasta él, probando diferentes gemas sobre el cuerpo, hasta provocar una reacción muscular por kinesología que ayuda al experto a desenmascarar el verdadero conflicto emocional. La mayoría de los problemas físicos, desde una artrosis hasta las arrugas del entrecejo, han sido desencadenados por alteraciones emocionales. En cualquier caso, si conocemos al dedillo el origen de todas nuestras desgracias, también podemos acudir y solicitar al experto en gemas su remedio natural. En ese caso, basta con colocar sobre el cuerpo las gemas específicas.

Todos los minerales tienen una radiación energética propia. Desde una piedra de río hasta el más preciado diamante pasando por otras piedras preciosas y semi-preciosas. Las piedras tienen una acción diferente por naturaleza propia. En este tipo de terapia se utiliza el frío y el calor para facilitar el trabajo de las piedras. La temperatura interactúa por exceso o por defecto, ayudando a dar o absorber energía dependiendo de cada caso personal. Sólo hay que dejar que los minerales dotados de una vibración específica absorban el exceso de energía acumulada o aporten en su caso una estimulación energética a modo de recargador de pilas.

La gemoterapia está indicada especialmente en bloqueos musculares, artritis, incluso cuando la degeneración ósea alcanza la inmovilidad de miembros. Lo principal es que el terapeuta sea un verdadero experto en gemología.


Como tratamiento complementario con otras terapias, mejora la calidad de vida, proporcionando bienestar y relax.

La gemoterapia actúa eficazmente contra el insomnio, la depresión, problemas de comunicación (ideal para cuando nos quedamos sin voz) varices, celulitis, vientre hinchado, etc. El terapeuta es el que debe saber qué mineral aplicar y de qué manera. ¡Las piedras funcionan de manera sorprendente!


CURSO DE GEMOTERAPIA

GELY PANTIGA

Especialista en Gemoterapia y terapia vibracional
Directora del instituto de medicinas alternativas iris
http://www.institutoiris.com/

Publicado por Instituto de medicinas alternativas Iris on martes, 16 de febrero de 2010

0 comentarios

Publicar un comentario

Comparteme

Bookmark and Share