Una dieta estricta no elimina la celulitis, pero contribuye a contenerla. Antes de ver una serie de consejos, es preciso recordar la importancia del consumo de agua como medida general para facilitar la reducción de la celulitis y mejorar la salud de los tejidos.


Evita la sal, ya que retiene agua y toxinas en los tejidos.

Aumenta el consumo de las verduras mejor cruda: contiene muchos minerales y vitaminas, aporta pocas calorías y sacia la sed y frutas, comer fruta con piel combate el estreñimiento y ayuda a eliminar las toxinas que tienen un papel fundamental en la aparición de la celulitis. Las mejores son las cerezas, ciruelas, piña, manzana y kiwis..

Las carnes y los pescados deben guisarse a la parrilla o a la plancha. En caso de estofarse, es conveniente reducir la cantidad de aceite.

Elimina o reduce de tu dieta los alimentos salados: quesos, carnes y pescados ahumados o conservados en lata.

Huye de los dulces y mermeladas industriales.

Bebe mucha agua ya que elimina los productos de desecho y los residuos de sal estancada en tu cuerpo. Es ideal beber un vaso de agua antes de acostarse, ya que diluye los ácidos úricos, y otro por la mañana, para combatir el estreñimiento.

Come de forma relajada, masticando bien los alimentos antes de ingerirlos y, a ser posible, siempre a las mismas horas sin saltarte nunca una comida.

Eliminar o reducir el consumo de alcohol y tabaco es importante, puesto que ambos actúan negativamente sobre el sistema circulatorio.

Fuente: http://www.revistairisnatura.com/

CURSO DE DIETETICA Y NUTRICION

Publicado por Instituto de medicinas alternativas Iris on viernes, 19 de febrero de 2010

0 comentarios

Publicar un comentario

Comparteme

Bookmark and Share