Como en la homeopatía, se afirma que cuanto menor es la cantidad administrada, mayor efecto surte el remedio; y que lo importante es la frecuencia de las tomas, no la cantidad. Las flores de Bach convencionalmente tienen las mismas vías de administración que los remedios homeopáticos.


A partir del frasco dosificador (comúnmente llamado "stock-bottle"), se vierten entre 2 a 4 gotas en un frasco gotero de vidrio opaco (de 30 ó 60 ml). Éste frasco debe estar previamente limpio y "desinfectado" mediante un enjuague con alcohol al 70%. Después se llena hasta un 25% del volumen del frasco con brandy, y se completa su capacidad con agua mineral natural (el otro 75%). Es de éste frasco del que el usuario toma sus gotas, varias veces al día, a lo largo del llamado tratamiento.

Generalmente la dosificación típica es de 4 gotas, 6 veces al día. Esto es, durante "el día" del paciente, es decir, mientras esté despierto; que no es lo mismo que 4 gotas cada 4 horas.

La administración tradicional es por vía oral, sublingual. Se realiza dejando caer las gotas debajo de la lengua, cuidando de no tocar la pipeta del gotero con la mucosa bucal (porque contaminaría el contenido del frasco). Si esto último ocurriera, se debe lavar la pipeta con alcohol antes de introducirla en el frasco nuevamente. Las gotas no se tragan, se debe dejar que permanezcan en la boca hasta que se "disuelvan". Las gotas pueden ser también vertidas en un vaso con agua, u otro líquido, del cual se beberá de a pequeños sorbos. Es recomendable evitar la toma hasta 1 hora antes o después de las comidas.

Las esencias florales también pueden ser administradas externamente en cremas de base acuosa, geles, o lociones, para ser aplicadas sobre la piel. También pueden aplicarse paños remojados con las esencias sobre el cuerpo. Otra forma de aplicación es en aerosol, atomizando 2 ó 3 veces alrededor del cuerpo del paciente (Evitar el rociado de los ojos, porque el contenido alcohólico es irritante). Existen otras vías de aplicación, pero que conciernen al terapeuta floral entrenado, en las que se aplican dispositivos "en seco" impregnados con esencias florales.

Se recomienda no dejar las esencias florales cerca de campos electromagnéticos o expuestas a fuentes de calor porque se pueden alterar sus "cualidades energéticas".

CURSO DE FLORES DE BACH
CURSO DE ESENCIAS FLORALES DE NUEVA GENERACION
CURSO DE ESENCIAS FLORALES DE ORQUIDEAS
CURSO DE TERAPIA TRANSPERSONAL Y FLORAL
 
 GELY PANTIGA

TERAPEUTA EMOCIONAL
ESPECIALISTA EN REMEDIOS FLORALES
http://www.institutoiris.com/

Publicado por Instituto de medicinas alternativas Iris on lunes, 22 de febrero de 2010

0 comentarios

Publicar un comentario

Comparteme

Bookmark and Share