La terapia floral, más conocida como flores de Bach, se ha ido abriendo camino en las terapias alternativas. Desde su recomendación por la Organización Mundial de la Salud en el año 1976 su uso ha crecido al igual que su merecida fama. Su utilización estaba mas enmarcada hacia el tratamiento emocional que al físico. Pero si partimos de un sencillo principio como que el ser humano es indivisible, que somos mente con nuestros pensamientos, que somos sentimientos con nuestras emociones y que somos cuerpo incluyendo incluso el mundo de los instintos y que ninguna de estas partes puede vivir la una sin la otra, entenderemos que podemos llegar a tratar el cuerpo, las emociones y los pensamientos, desde cualquiera de estos vértices. Las flores de Bach pueden, por tanto, colaborar en la salud desde los tres vértices.

CURSO DE PSICOLOGIA TRANSPERSONAL Y TERAPIA FLORAL

http://www.institutoiris.com/

Publicado por Instituto de medicinas alternativas Iris on viernes, 22 de julio de 2011

0 comentarios

Publicar un comentario

Comparteme

Bookmark and Share