El exceso del acido en tu cuerpo desequilibra el metabolismo y en muchas ocasiones es la alimentación la que más contribuye al aumento del nivel del acido.
 
El exceso de acido puede causar una serie de enfermedades, obesidad y cáncer ya que este solamente puede desarrollarse en un ambiente acido.


Estos son solo algunos de los síntomas relacionados conl exceso del acido en el organismo; cansancio crónico, obesidad, frecuentes dolores de la cabeza, sudor y mal olor corporal, mal estado de la piel, problemas de riñón, ya que el exceso de acido en sangre produce piedras en los riñones y causa gota,

Osteoporosis, ya que para neutralizar la acidez, tu organismo libera a la sangre minerales residentes en tu cuerpo, entre ellos calcio, que literalmente roba de tus huesos y de tus dientes, la dieta acida causa la acumulación de la placa bacteriana sobre los dientes causando caries, primeros síntomas de la acidez puedes observar en las encías que sangran durante el lavado de los dientes. Diabetes, enfermedades de los huesos, reuma, alergia, jaquecas, enfermedades cardiacas y circulatorias, cáncer, resfriados, pulmonia, acidez de estomago, destruccion del sistema de defensas ...

Cuando los ácidos se van acumulando, éstos comienzan a erosionar las venas, arterias, células y tejidos, derivando en una desorganización celular denominada enfermedad degenerativa.


El rango de acidez o alcalinidad va del 0 al 14 y se utiliza como media el PH. Nuestro organismo funciona correctamente en un PH neutro ligeramente alcalino del 7.40. Para conseguir ese balance nuestra dieta debería de estar compuesta en un 80% de alimentos alcalinos y en un 20% de alimentos ácidos. Por lo que tendríamos que comer más vegetales y verduras y menos proteínas de origen animal.

El optimo funcionamiento de tu organismo requiere equilibrio entre substancias acidas y alcalinas presentes en tu sangre y tus tejidos. El Ph del agua pura es neutral Ph7, el Ph de las substancias acidas es inferior a Ph7 y de las substancias alcalinas es superior a Ph7.Una substancia acida puede ser neutralizada por otra alcalina y viceversa. El Ph idóneo de la sangre, oscila entre 7,35 y 7,45 – es decir es más alcalino que acido. Si nuestro organismo se sale de esos valores de un PH neutro o del 7.40, se es más vulnerable al sobrepeso, porque la sangre se vuelve más ácida. Esas toxinas se van acumulando en depósitos del cuerpo como el abdomen y la persona aumenta de peso.

Se debe seguir la siguiente pauta alimenticia:
Es importante conseguir ese balance entre productos ácidos o alcalinos en la dieta

Los alimentos ácidos deberían formar parte de nuestra dieta en un 20 % y son, entre otros: el azúcar, el café, la leche de vaca, los huevos, el pescado, los fideos, las aceitunas, los cereales refinados, la carne de cerdo, acelga, espinacas, quesos, pollo y pavo y el alcohol.

Los alimentos alcalinos deben ser el 80% de nuestra alimentación y son principalmente: las verduras frescas, la fruta, la miel, los cereales integrales, las pasas y el agua.

Alimentos prohibidos:

Lácteos: Leche, quesos, yogures.

Carnes rojas y embutidos.

Almejas.

Harinas refinadas o blancas.

Productos de pastelería: Pan, pizza, tortas y bocadillos en general.

Verduras: Patatas, acelga, espinaca, pimientos, batatas.

Alimentos en conserva, que contengas conservantes.

Margarina, manteca, aceites en general.

Azúcar blanca, dulces en general, chocolate.

Edulcorantes artificiales.

Bebidas alcohólicas.

Bebidas gaseosas o sodas.

Café.

Alimentos Permitidos:

Pescado frescos: Calamares, pescados de mar.

Huevo, sólo con una frecuencia de dos en la semana.

Cereales integrales: arroz, harinas en general.

Legumbres.

Verduras: alcachofa, arvejas o judías verdes, espárragos, lechuga, tomate, calabaza, soya, apio, brócoli, repollo, zanahoria, rúcula, cebolla, ajo, etc.

Frutos secos: almendras. No más de un puñado 1 vez a la semana.

Frutas frescas: uva, piña, papaya, manzanas, frutillas, cerezas y toda las frutas que tengas ganas.

Bebidas: Agua: dos litros por día o su equivalente entre 8 a 10 vasos diarios. Zumos de frutas y verduras naturales. Toma té verde o té rojo en reemplazo de café.

Recomendaciones a seguir en la dieta alcalinizante:

Come despacio, tómate tu tiempo.

Mastica bien cada trozo de alimento.

No te saltees ninguna comida.

Come porciones abundantes de verduras y frutas frescas.

Consume pescado fresco de mar.

A media mañana y media tarde consume frutas y verduras.

En el almuerzo y cena toma el agua una vez que hayas terminado de comer, de esa forma facilitarás la digestión de cada alimento.

CURSO DE DIETETICA Y NUTRICION
CURSO DE NUTRICION ORTOMOLECULAR
CURSO DE SALES DE SCHÜSSLER
CURSO DE OLIGOELEMENTOS
CURSO DE NATUROPATIA

http://www.institutoiris.com/

Publicado por Instituto de medicinas alternativas Iris on lunes, 12 de abril de 2010

0 comentarios

Publicar un comentario

Comparteme

Bookmark and Share